You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Consejos para fotografía de viajes

Las fotos siempre han sido una fuente inagotable de recuerdos y más aún cuando se trata de viajes. Al ver las imágenes que tomaste de ese viaje, te podrías acordar casi de todo, del momento exacto donde estaban, lo que sentías, lo que comías. Las fotos funcionan como una extensión a la memoria. Para que saques mayor provecho a tus viajes y no se te vaya capturar ningún momento, aquí te damos algunos consejos:
 

No seas un turista más

 

Es normal que cuando vamos de viaje, queremos la típica foto en los lugares emblemáticos pero tienes que tener cuidado en que no sea lo único que tomes. A veces por fijar nuestra mirada a esas fotos turísticas perdemos de vista lo que tenemos alrededor o las otras tomas que podemos hacer con el ambiente que nos rodea. Prueba diferentes cosas, ve más allá. Tómate la foto sonriendo con el monumento pero también idea otra toma. ¡Sé creativo!

Ve a tu ritmo

 

Muchas veces queremos visitar todos los lugares que sean posibles en poco tiempo pero tenemos que aprender que con la fotografía no podemos ir disparando con la cámara a todos lados a los que vamos. A veces es preferible una buena foto que diez malas. No te apresures, tómalo con calma. Piensa en la toma que quieres hacer y dispara así solo hayas tomado una buena.

Conecta con el lugar

 

Hay situaciones en las que viajamos a lugares que no tienen nada que ver con nuestra cultura y queremos fotografiar todo. Por pensar más en las fotos dejamos atrás los momentos presentes y el conectar con el lugar, con la gente y con lo que nos rodea. Deja un rato la cámara al lado e intenta ver lo que te rodea. Así, será más fácil tomar fotos después, pues ya estarás más consciente de lo que hay a tu alrededor. Igualmente, intenta hacerlo con la gente, esa conexión se notará más en las fotos si lo haces.

Ve preparado

 

Típico que vas a un lugar y llevas todo el día usando tu cámara y de repente cuando quieres tomar una foto te das cuenta que ya no tienes batería o peor aún, memoria en la tarjeta. Por eso, debes salir bien preparado. No se te olvide cargar tu cámara con anticipación y si puedes llevar una extra de reserva. Igual con la memoria, lleva otra por si las dudas, nunca sabes lo que te podrás encontrar por ahí. Viajar es sorprenderse.

Piensa a futuro

 

Es muy importante que más que pensar en todo lo anterior pienses en el futuro. ¿Qué tipo de memorias quiero guardar de este viaje? Disfruta el viaje, lo que vives, lo que ves, las personas y si lo haces tus fotos lo reflejarán. Que las imágenes se conviertan en un buen recuerdo. Al final, lo que importa es la experiencia y la manera en que la vivas.